Mirar el micro-cosmos para ver el macro-cosmos del que formamos parte. Mirarnos a nosotros mismos para ver que somos parte del paisaje.